Este tipo de humedad tiene su origen en el agua del subsuelo, ya sea la natural del terreno al existir un nivel freático bastante alto, por la lluvia, escorrentías cercanas o incluso por riego de parterres o jardineras. Este fenómeno aparece tanto en los edificios antiguos como en las modernos donde se empezó a construir sin preocuparse de aislar el inmueble del suelo.

            Cuando el agua del subsuelo entra en contacto con la cimentación, muro de piedra, ladrillo etc del edificio tiende a ascender por capilaridad. Para entender cómo asciende la humedad por el muro, debemos pensar que el agua siempre asciende por la estructura microporosa de los materiales, y se pega a sus paredes, por medio de la adhesión y cohesión. El  agua empezará a ascender por capilaridad y terminará evaporando hacia el exterior o interior de la vivienda, a través de unas hermosas manchas de humedad en la pared. Este tipo de humedad es bastante fácil de diagnosticar, ya que se presenta en forma de zócalo a lo largo del paramento afectado alcanzando una altura que puede variar en función al grado de humedad del terreno y al grado de ventilación del propio paramento. En zonas que están revestidas de piedras naturales, en muros de hormigón, u otras terminaciones de materiales monolíticos aparecen además de la mancha de humedad otras manchas blanquecinas que son las denominadas efluorescencias y que no son más que sales disueltas en el agua que quedan depositadas en las caras mas externas del paramento al evaporarse el agua.

            La ascensión del agua por el paramento por capilaridad se puede entender mejor si ponemos como ejemplo un terrón de azúcar el cual ponemos en contacto con el café, si hacemos que este toque ligeramente el café y lo mantenemos en esta posición podremos ver como el café sube por el terrón coloreándolo. Esto mismo ocurre con el agua al subir por el paramento.

            Este tipo de humedades son continuas, si la tenemos en un muro, será continua y con una altura semejante en todo el o en su mayor parte, si solo aparece en una zona concreta y puntual, no se trata de este tipo de humedad, será una filtración, o a causa de una avería de saneamiento o fontanería. Este tipo de humedad en paredes siempre produce un deterioro y caída de revestimientos. También detectaremos presencia de efluorescencias. Como ya hemos dicho cuando un muro sufre problemas de capilaridad, la marca suele observarse a lo largo de toda la pared, es imposible que haya manchas de capilaridad en un tramo y que el siguiente esté totalmente seco. 

            Las manchas de humedad ascendente por capilaridad en muros ya sean de fabrica (bloque de hormigón aligerado, ladrillos), hormigón armado, sillería, etc aparecen porque no están aislados del nivel freático del terreno. Por este motivo es muy importante que en caso de nueva edificación la cimentación y todas las partes en contacto con el terreno estén perfectamente impermeabilizadas y garantizar que exista una membrana que corte la ascensión capilar. El problema suele estar en que en muchos casos no se tomaron las medidas adecuadas y luego con el tiempo aparecen este tipo de humedades que son muy comunes en edificios antiguos, donde terminan por deteriorar elementos ornamentales de piedra, frescos, pudre elementos de madera y oxida elementos de acero.

La humedad por capilaridad origina las siguientes patologías:

  • fisuras en los muros, sobre todo en muros de sillería o fábrica por deterioro.
  • eflorescencias causadas por las sales solubles que llegan con el agua
  • degradación del revestimiento de las paredes
  • aumento de la higrometría (cantidad de vapor de agua existente en el aire)
  • desconchados en los revestimientos de yeso o pintura
  • putrefacción de las maderas
  • oxidación de aceros.

Además de  problemas que pueden  afectar a nuestra salud.

            Las humedades por capilaridad pueden evaporan hacia dentro del edificio, y las sales solubles que transporta se quedan pegadas en las superficies de máxima evaporación, en forma de eflorescencias. Hay que decir que el problema sufrido no sólo será estético, sino que a la oxidación de los elementos metálicos, deterioro de la cimentación y los posibles daños en la instalación eléctrica, en los parquets, etc…, habrá que añadir otro más grave, y es que también perjudica a nuestra salud. La razón es que la humedad capilar que entra en la vivienda se suma a la humedad ambiental ya existente, lo que termina originando un ambiente idóneo para la ya conocida humedad por condensación con proliferación de moho y hongos, cuyas esporas inhalamos, con los consiguientes problemas respiratorios, asmáticos y de alergias que nos puede traer. Como podemos ver en las publicaciones realizadas, un tipo de humedad trae consigo la aparición de otro tipo.

Para dar Solución a este tipo de humedades  y reparar la humedad de capilaridad de las paredes. Lo primero que debemos realizar es comprobar la forma que tiene la mancha húmeda, para evitar otras causas (tuberías rotas, condensación, etc).

            En la humedad capilar primero suelen aparecer unos pequeños globitos que describen una línea más o menos horizontal a lo largo de toda la pared, se trata de la pintura antes de desconcharse, si esta más avanzada encontraremos esta línea más marcada con deterioro del revestimiento, incluso del paramente base y manchas de sales(efluorescencias).

Nunca debes ocultar este tipo de humedad ascendente aplicando simplemente una capa de pintura impermeabilizante sobre ella, colocando azulejos, o cualquier otro revestimiento para ocultarla, esto sólo hará que la humedad continúe su ascenso por el muro, al no poder evaporarse, con lo que estaríamos gastando dinero y además agravando el problema. En términos médicos “Los Problemas De Humedad No Se Arreglan Con Cosméticos, Sino Con Cirugía”

 A continuación se enumeran los métodos más usuales en los tratamientos para evitar, prevenir y solucionar las humedades de capilaridad.

Hay que decir que la única manera segura de eliminar todos los efectos de este tipo de humedades es realizando una correcta impermeabilización en la fase de cimentación del edificio, todas las demás soluciones mejoraran o eliminarán la humedad por capilaridad pero solo de la zona que podemos ver, es muy difícil y costoso que a posteriori podamos solucionar esta humedad en cimientos, pero si de estos hacia arriba.

  • La barrera continua en obra nueva. Se trata se instalar una barrera que impida la ascensión capilar durante las tareas de puesta en obra de la cimentación, de tal manera que esta barrera que puede ser por ejemplo una lámina de polietileno, una tela asfáltica, láminas de PVC etc , envuelvan literalmente la cimentación, es decir esta lámina separará la cimentación del terreno por todos sus lados, por lo que se impide de este modo el contacto terreno cimentación evitando la ascensión capilar. Se pueden utilizar hidrófugos en el hormigón para reforzar su estanqueidad y evitar la ascensión capilar, pero solo lo recomiendo como medida conjunta a la barrera continua.
  • Barrera continua a posteriori. Podemos realizar esta barrera en edificios ya terminados, es mas costoso pero en determinados casos puede ser adecuado, consiste en cortar los muros con discos o alambres de corte con un ancho de corte de 3-5mm, por donde se va instalando la lámina y se termina sellando el corte con hormigones líquidos de altas resistencias, inyectados, no requiere grandes presiones de inyección para rellenar el corte, hay que decir que hay que tomar ciertas medidas en caso de edificios de muros de carga, y en caso de edificios más modernos de estructura de pilares y vigas de hormigón armado, o muros de hormigón armado, o estructura metálica, al llegar a estos no podemos actuar sobre ellos, por lo que en estas zonas se seguirá produciendo la ascensión capilar, aunque hay formas de minimizarla.
  • Eliminación de la humedad por electroósmosis. Se comenzó por el uso de la electroósmosis activa, que es básicamente conectar un electrodo a tierra y otro al muro a poca distancia del suelo, estos electrodos del mismo material se conecta a una fuente eléctrica de corriente continua externa que genera un campo eléctrico de forma que la corriente pasa del electrodo el muro al del suelo siendo el elemento constructivo el que cierra el circuito, esta diferencia de potencial hace disminuir la humedad e impide que ascienda. Este sistema que se ha demostrado funciona correctamente se ha ido sustituyendo por la electroósmosis pasiva. El principio es el mismo, pero se ha sustituido la fuente de energía externa o activa por la diferencia de potencial que se produce  en un sistema electrogalvánico, lo que se hace es colocar unos electrodos (cobre-hierro) o (hierro-zinc), de tal manera que los electrodos de cobre los mas usados se colocan en el muro y el de hierro en el suelo esto unido al agua constituye un sistema electrogalvánico esta diferencia de potencial entre muro y suelo hace disminuir la humedad e impide que ascienda. Este método es más usado y los electrodos se suelen colocar separados entre si entre 60-80cm, aunque esto varia mucho en función a las propiedades del muro y grado de humedad.
  • Eliminar la humedad por capilaridad mediante electroósmosis inalámbrica. Empleado para eliminar la humedad de los muros y las eflorescencias, consiste en un dispositivo electrónico que se instala en la pared afectada y se conecta a la red eléctrica. Una vez en funcionamiento, comienza a emitirondas electromagnéticas que desecan la pared y hacen que la humedad descienda. Su consumo de energía es muy bajo, y además es silencioso. Pero hay que tener en cuenta que no es de resultados inmediatos. Pasarán algunos meses hasta que la humedad desaparezca por completo. Es mas lento que los anteriores, pero no necesita los electrodos. Tiene algunos detractores por el hecho de que emite ondas electromagnéticas constantemente y muchas personas prefieren no estar en contacto continuo con estas ondas. Al igual que con todos los aparatos inalámbricos tiene sus defensores y sus detractores. Desde el punto de vista Técnico hay estudios que demuestran su funcionamiento.
  • Eliminación de la humedad de los muros mediante desecación por sifones atmosféricos. También llamadoshigroconvectores, este método consiste en introducir tubos cerámicos porosos o de pvc en el muro mediante taladros. El aire que entra por estos sifones favorece la eliminación de la humedad ascendente, puesto que el aire húmedo del interior de muro es reemplazado por aire seco, provocando una constante aireación del interior del cerramiento. Además el agua presente en la pared comenzará a fluir hacia los sifones, por el fenómeno físico de la descompresión, y la arcilla porosa del sifón atrae la humedad hacia sí. Si el espesor del muro es considerable, deberemos ejecutar los sifones en las dos caras del mismo. En este caso al tener sifones también hacia el interior, como el vapor de la pared sale por estas perforaciones, hay riesgo de que provoquen condensaciones en el interior del local, así que debemos vigilarlo y mantener una correcta ventilación. Pero esto es solo para muros de espesores importantes, sino basta con realizarlos a una cara, la exterior. Este sistema es económico, de ejecución rápida y que no requiere de mantenimiento posterior.
  • Prevenir el paso de humedades por capilaridad mediante cámaras de aireación. Este sistema, no resuelvetotalmente el problema. Sólo la oculta e impide que afecte al interior de la vivienda. Con la ejecución de otro tabique por el interior de la pared, creamos una cámara de aire paralela al muro con ventilación al exterior. Esto es importante, para prevenir transmisión de humedades al tabique interior y provocar condensaciones. Es cierto que esta solución hace descender la altura de la humedad, pero no llega para eliminar completamente esa patología de la zona de los cimientos y elementos estructurales.
  • Ventilación de suelos para prevenir el ascenso del vapor de agua por las fachadas. Para ventilar los suelos uno de los métodos es introduciendo tubos cerámicos (una especie de higroconvectores gigantes) en unas zanjas excavadas en el terreno, que se prolongan por debajo del inmueble hasta el exterior del cerramiento. El funcionamiento es semejante al explicado en la desecación por sifones atmosféricos, pero bastante más caro debido a las dimensiones y trabajo de realización de las perforaciones. Si se toman medidas durante la redacción de los proyectos hay soluciones que podemos adoptar como son los forjados sanitarios, También tenemos la opción de emplear casetones modulares de polipropileno, que generan un espacio ventilado por debajo del suelo. Y siempre deben tener una abertura de acceso hacia el exterior, para garantizar la circulación de aire y evitar condensaciones. La tercera opción es ejecutar forjados sanitarios sobre muretes de hormigón. De esa manera tendremos la losa del suelo elevada, separada del terreno mediante una cámara de aire ventilada, que nos proporcionará aislamiento de la humedad.

 

  • Inyección químicas en muros para quitar la humedad de la pared. Es un método bastante empleado ya que suele dar buenos resultados, aunque no es una solución económica. Se taladran agujeros a lo largo del muro por los que se inyectamos una sustancia química (una resina acuoreactiva) quecorta la humedad ascendente. Debido a las pequeñas dimensiones de las perforaciones, no se altera el aspecto original de la pared. Tampoco necesita mantenimiento. Tenemos dos sistemas para realizar este trabajo:
  1. a) Porobturación de los poros: Se consigue el taponamiento de los capilares de la pared empleando silicatos de sodio, de potasio o el sistema “water glass”, también llamado vidrio soluble. Estos líquidos endurecen dentro de los poros de la pared, hinchando y creando una barrera estanca, que cierra toda vía de entrada de agua. Tiene la ventaja de que incrementa la resistencia mecánica del muro.

                        b)Por hidrofugación de los poros: El líquido inyectado (resinas de silicona, poliuretanos, etc) convierte los poros capilares en impermeables, por lo que no se mojan y repelen el agua. La ventaja de este sistema es que, aunque impide la entrada de líquido, sigue permitiendo el paso del vapor, permitiendo que la pared transpire.

Una vez hayamos decidido cual es el método adecuado para solucionar la ascensión capilar, se hace necesaria la reparación de la zona afectada por la humedad, para ello, lo primero que haremos será picar el revoco que está por encima de la mancha de humedad. Así que eliminaremos unos 30 cm por encima de la mancha de humedad, a continuación, procedemos al enlucido utilizando un mortero seco que nos proporcionan enlucidos con gran permeabilidad al vapor de agua, existen diversas marcas en el mercado. Con esto desplazamos la zona de evaporación hacia el interior del cerramiento, por lo que las sales disueltas también cristalizarán en su interior y no originarán eflorescencias en su superficie. Eso nos permitirá obtener una pared de tacto seco que podremos revestir con una pintura permeable al vapor de agua.

Los sistemas de pintura más adecuados para aplicar sobre un enlucido de saneamiento son:

  • Pinturas silicáticas con dos componentes
  • Pinturas cálcicas (funcionan bien las de cemento blanco)
  • Pinturas permeables al vapor de agua con acabado hidrófugo
  • Pinturas en emulsión (base acuosa con resinas de silicona)

Es muy importante asesorarse por un técnico, para decidir cual es el método que mejor se adapte a las necesidades y eliminar este problema de forma definitiva y con un coste razonable.